lunes, 16 de mayo de 2011

ESCONDERSE EN UN RINCÓN DEL MUNDO


          "En mi corazón vive una niña que siempre que tiene la sensación de que el mundo no funciona, se esconde en su rincón. [...]. En mi corazón vive un niña que siempre se esconde en el rincón, pero sólo por un rato. Es porque necesita un poco de tiempo para volver a encontrar su lugar en el mundo".
           Ésta, es parte de la sinopsis del libro, aunque realmente habría que decir, album ilustrado, "Esconderse en un lugar del mundo" de Jimmy Liao.
Pincha en la imagen y verás parte del cuento (fuente BARBARA FIORE)
          A veces yo también me siento así y querría esconderme de todo y de todos. No volver a salir de debajo de las sábanas de mi cama. No levantarme cada mañana y enfrentarme al mundo.
          Sí, es cierto. A veces querría esconderme y no afrontar la realidad… pero eso sólo dura un instante. Aunque en otras ocasiones dure un poco más. Y cuando me escondo me encuentro conmigo. Luego puedo salir con más fuerzas, con más ganas, con más ánimos.
          Este libro para mí ha sido un auténtico descubrimiento. Gracias a mi amiga Teresa que lo comentó en su blog "El lector vampiro", me “picó la curiosidad” y vi que lo teníamos en la biblioteca del colegio.
          Un libro de niños… pero NO. También es un libro de adultos. Es filosofía pura. Yo lo interpreto como la búsqueda interior de una persona para encontrarse con ella misma.
          Pero si el texto, poco, es una auténtica joya, mayor joya aún son las ilustraciones de Jimmy Liao, que es ante todo, un artista.
 “Cada mañana, al despertar el alba, el primer rayo de sol puede curar por arte de magia las heridas de ayer”.
“Él espera su primera actuación perfecta, lástima que, por desgracia, las cosas no siempre van como uno quisiera, a veces salen mal.
Pero no debemos preocuparnos demasiado por él: en el rincón del mundo, todos los niños están dotados de una fuerza invencible y victoriosa.”
“Cuando estoy en el rincón del mundo, mi vista se pierde en la lontananza. ¡Ah, soy tan afortunado! Afortunado por poder esperar un nuevo día mientras aguardo a que salga el sol.”
¿Hay algo más desolador que una piscina vacía cubierta de hojas secas en invierno?
          Espero seguir descubriendo más libros de este autor, que sé que hay en la biblioteca del colegio, e ir leyendo libros de niños (o no tan niños) a la vez que los libros para adultos que siempren me acompañan.

1 comentario:

Teresa Gómez dijo...

Hola Concha, me alegra muchísimo que te haya gustado el libro porque para mí, sin duda, es uno de los más bonitos que he leido últimamente. ¡Cómo se pueden decir cosas tan profundas desde la inocencia de un niño y la belleza de esas imágenes!. Ojalá todos encontremos en ese rincón todas las cosas bonitas que nos dan fuerza para seguir adelante.