domingo, 16 de octubre de 2011

EL HUERTO DE MI AMADA

de Alfredo Bryce Echenique.
          Pues que casualidad. Ayer fue 15 de octubre y se entregaron los Premios Planeta, edición de 2011, con éste son ya 60 ediciones de este premio. Y se entregan por tradición el día de Santa Teresa porque la esposa de José Manuel Lara se llamaba Teresa, Teresa Bosh.
           Esta mañanita me terminé de leer el libro “El huerto de mi amada” de Alfredo Bryce Echenique, que fue premio Planeta en 2002… 
           Creo que no lo he dicho aquí, pero allá por octubre de 1986, cuando empecé a trabajar en Madrigalejo me citaron a una reunión para vender libros. En aquella época, yo, inocente de mí, iba a todas esas convocatorias y solía picar en la compra de libros. Y piqué. Me compré la colección de los premios Planeta desde 1952 hasta 1986… y lógicamente los libros que salieran a continuación, todos con la misma encuadernación… Bien bonita, eso sí en imitación a cuero rojo y con incrustaciones doradas… 

             Además estábamos suscritos a comprar los premios Ateneo de Sevilla… pero al cabo de unos años, estos libros ya no los llevaba Planeta y nos los dejaron de vender… y si te descuidas eran algunos incluso, mejores libros aunque no tuvieran tanta propaganda.
          Me los compré pero no empecé a leerlos hasta después de un tiempo… y aún no me los he leído todos, pero sí que intento cada año leerme un par de ellos, preferiblemente en vacaciones de verano, ya que no estoy yo muy convencida de que sean unas buenas obras. En general, no son los libros de mi vida estos premios Planeta.
           Y este que acabo de terminar de leer no me ha resultado una excepción. Sí que me ha resultado un tanto peculiar su estilo y su forma de plantear la narrativa. Carlitos Alegre… tan despistado, tan despistado… no puede ser. Si parece que está medio tonto… Y esa fiera de Natalia, esa devoradora de hombres, que se pone el mundo por montera, por liarse con un “niño” de 17 años… y llevárselo… al huerto…. Nunca mejor dicho.
          Y esos mellizos Céspedes Salinas, tan cursis que derrochan cursilería… como buena parte de ese estilo narrativo… que recuerda a la España de los años 50 y supongo que será como era la sociedad limeña en esas mismas épocas…
            El final me ha decepcionado, aunque no sorprendido. El hecho de que esta mujer que está estupenda pero que ya va tirando para arriba se deshaga de su amante por la vía de la violencia… no sé, no pegaba… Además da pie a que se siga pensando que no hay problema que un hombre sea 16 mayor que su mujer, pero todo es un problema si es la mujer la que es 16 años mayor que el hombre… Y al final la niñita, Melanie Vélez Sarsfield es la que se acaba llevando al despistado Carlitos Alegre al huerto… sólo después de esperar su turno, y ver cómo Natalia Larrea es derrotada por la edad, o mejor dicho, por el complejo de inferioridad que le da tener muchos más años que su amado.

No hay comentarios: