lunes, 26 de diciembre de 2011

LA CASA DE RIVERTON

           Estupenda novela de Kate Morton. Me ha gustado mucho. Es un libro que se lee bien, que mantiene la atención durante todos los capítulos, y que guarda secretos que, aunque son fácilmente imaginables, apetece que sea Grace, la protagonista, la que nos los desvele.
 
          Es el primer libro de esta autora, pero yo me leí primero "El Jardín Olvidado", y aunque los dos libros están muy bien, me gustó más el segundo de la autora (primero en mi lectura), porque remata más las diferentes tramas… en éste me hubiera gustado más concreciones de algunos personajes.
           Los dos libros tienen en común la longevidad de la protagonista, y su vuelta al pasado a través de sus recuerdos… casi un siglo de vida de estas maravillosas ancianitas. Menos mal que vivieron tanto y tuvieron lúcida su mente durante todos estos años… para dejarnos este maravilloso legado. La diferencia es que en “El jardín olvidado” se produce un romance entre la nieta de la protagonista y un descendiente de su doncella y en este libro aunque parece que puede surgir la chispa, el nieto de Grace tarda mucho en aparecer y no hay tiempo físicamente para que se produzca el romance con la biznieta de Hannah… aunque siempre nos lo podemos imaginar.
          Además me ha recordado a la serie de televisión “Arriba y Abajo”  (Upstairs, Downstairs), que veíamos cuando no había más cadenas que la 1.
          La serie, de 68 episodios duró cinco temporadas (de 1971 a 1975) pero en España se emitió a partir de 1981. Trata de la vida de la familia y los sirvientes del 165 de Eaton Place, desde 1903 hasta 1930.
          Arriba viven Lady Marjorie, hija de un duque que fue Primer Ministro, y su esposo Richard Bellamy, un político honrado pero que depende del dinero y de las influencias de la familia de su mujer. Viven con sus hijos James y Elizabeth.
          Abajo están las dependencias de los sirvientes: el mayordomo, Hudson, la cocinera, Sra. Bridges, la primera doncella, Rose, los lacayos los chóferes, los pinches de cocina...
           Es la época de la lucha por el voto femenino, el hundimiento del Titanic, la I Guerra Mundial, el crack de la bolsa de Nueva York de 1929, acontecimientos que afectan tanto a los aristocráticos dueños de la casa como al último de los sirvientes. Excelente ambientación, guión e interpretaciones.

sábado, 10 de diciembre de 2011

EL SANADOR DE CABALLOS

          Este libro lo he cogido de la biblioteca del colegio. Cuando me toca biblioteca, si tengo tiempo, cosa rara, porque siempre está llena de niños y hay que echar una mano a los “ayudantes”, suelo curiosear por los libros de los adultos, para ver alguno que me llame la atención y no haya leído ya.
           En una de esas extrañas ocasiones he descubierto este libro, y decidí llevármelo porque no tenía mala pinta.

           Y… bueno, no ha estado mal. Me ha parecido interesante y entretenida. Pero a pesar de ser tan larga y estar bien estructurada, creo que se ha quedado en una novela histórica más… con la estructura de “Los Pilares de la Tierra” (y aquí discrepo con la crítica que he encontrado en la página de HISLIBRIS (Libros de historia, libros con historia).
          Creo que son las aventuras y desventuras de un superviviente que es capaz de superarse a sí mismo al aprender un “oficio”… a través de un maestro árabe y de la información escondida en los libros de un monasterio.
      Todo ello aderezado con batallas, escarmientos, latigazos, flechas, lanzas, jinetes al combate, polvo, sangre, muerte, suciedad…
          La diferencia con "Los Pilares..." es la historia de España, que no está muy explotada, aunque hay un autor que me encanta, Jesús Sánchez Adalid, que refleja esta misma época de la Reconquista (Alfonso VIII de Castilla) en su obra “El alma de la ciudad”, sobre la preciosa ciudad de Plasencia (Placencia).
         Tanto en una novela como en otra me ha gustado mucho el tratamiento que se le da a los pactos de reinos cristianos y musulmanes contra otros reinos cristianos. Siempre se habla de reconquista como un choque de civilizaciones. Sin embargo, fue más un choque de intereses ya que normalmente los reyes cristianos solían estar enfrentados por cuestiones de tierras y relaciones de poder entre ellos.
         Tengo un libro antiguo, que perteneció a un tío de mi madre en el que se habla de estos reyes y de estas batallas (Alarcos, Las Navas de Tolosa…) y que me sirven para orientarme y documentarme en el tiempo… Este libro, sobre todo de imágenes (con un texto denso en la parte inferior), era el libro de referencia cuando estábamos en casa de la abuela, lo pedíamos siempre y así está ahora de viejito y deteriorado… Siempre ando pensando en llevarlo a un restaurador. Se titula "Portfolio deHistoria de España"… y sí, he encontrado referencias al libro en Internet.
        También el oficio de que se trata tuvo que ser muy importante en plena Edad Media, cuando los animales representaban mucho más para los humanos y su salud y bienestar era fundamental para sus dueños… sobre todo en el caso de los équidos (caballos, mulos, burros…) que representaban la ayuda mágica, la lealtad, el trabajo duro…, la diferencia en algunos casos entre la vida y la muerte.
           Quizá por eso, no sea casualidad que este escritor, Gonzalo Giner también sea veterinario.