sábado, 19 de enero de 2013

COMETAS EN EL CIELO

          Este libro me ha encantado. Había leído antes, hace ahora dos años, otro libro de este escritor afgano afincado en EE.UU, Khaled Hosseini.
        Me había leído "Mil Soles Espléndidos" y fue uno de los primeros libros que reseñé en este blog cuando empecé a utilizarlo asiduamente, como diario de lectura.
Pinchando en la imagen se puede ver la sinopsis y otras opiniones sobre el libro     

          Ahora ya no tengo ese libro. Se lo regalé a mi hijo Pablo el día de Reyes de este recién estrenado 2013, porque se acababa de terminar "Cometas en el Cielo" y afirmaba que le había gustado mucho. Así tendría los dos libros del autor.
          A mí también me ha gustado mucho... la amistad sin límites, la envidia, la mentira, la culpa, el honor, el complejo de Caín, la aceptación de tu propio destino... todas las cosas que hacen que nuestras vidas sean de una manera y no de otra.
          Además, el protagonista, Amir, nace el mismo año que yo y me ha servido para reflexionar sobre las barbaridades que sucedían en un país al otro lado del mundo a niños como yo, pero que tuvieron la mala suerte de estar ahí, en un país con conflictos... y sin embargo, se sentían afortunados por estar vivos y tener a sus familias que les querían. Y en Occidente vivíamos al margen de todos esos conflictos, como todos los que suceden diariamente... y no nos despertamos hasta que no nos dio de lleno el 11S con el derribo de las Torres Gemelas en Nueva York.
           Me gustaría ver la película, aunque no creo que llegue a ser tan buena como el libro. Supongo que es difícil captar la esencia de una buena novela, aunque el trailer no está mal.
         Acabo de terminar la película... es bonita aunque un poco lenta. Y la entiendes mejor si has visto el libro. Al final sale un momento Khaled Hosseine, el autor.

2 comentarios:

Tatty dijo...

fue el primer libro que lei del autor y me gustó muchísimo, es una historia preciosa y emotiva
besos

Teresa Gómez dijo...

A mí me quedó un sabor de boca tan amargo con la novela de "Mil soles espléndidos" que no he querido leer nada más de este autor ni ver la película. Sufrí tanto con el relato de aquellas mujeres que, por cobardía, no he podido leer nada más; sobre todo, por el horror de reconocer que todo aquello existió